expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

martes, 13 de diciembre de 2011

Lo olvidé.


Olvidé que no hay dos sin tres,solo en las traiciones.Que el amor puede con todo,pero el tuyo no está incluido.Que el silencio es sabio,y tus palabras traicioneras.Que el quiero y no puedo,para ti es una excusa.Que el amor es locura,pero no está echo para dos locos.
También fui olvidando que los te quiero van teñidos de duda,sobre todo los que salen de tu boca.Que el dolor puede ser fingido,y que las mejores oportunidades se dan una sola vez.Que el tiempo cura,pero no cicatriza.Que no hay que jugarse nada con corazones fríos,y que por consiguiente tú no vales el tiempo de una lucha más.
Olvidé cientos de cosas mientras me iba enamorando,cosas importantes.
Olvidé que los cobardes no cambian,solo evolucionan,y que las personas se marchan para que otras nuevas vengan.Que los momentos no se pueden volver a rescatar,pero si esperar otros mejores.Que sentir y vivir deben ir de la mano,y no luchar entre sí.Que tú sin mi, yo sin ti,y cada uno por su lado.
Olvidé olvidarte,pero recordé lo feliz que puedo llegar a ser.

3 comentarios:

  1. Qué amarga es la sensación de la traición y del desamor... Pero experimentar esas sensaciones te ayudaran a crecerte como persona y a ver el mundo desde una perspectiva más madura.

    Porque los humanos no maduran con los años, sino con los daños~

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Madre mía!!! ¡ME ENCANTA TU BLOG! Es... genial, en serio. ¡Te sigo! ¿Puedes seguirme tu a mi? Me haría mucha ilusión...
    http://comopezenelaguajuntoati.blogspot.com/
    TE ESPERO, ¡¡NO ME FALLES!!
    Un Besito<3

    ResponderEliminar
  3. Paula; ¡Muchísimas gracias! Yo también te sigo,me encanta tu historia :) Un besazo.

    El gato de Cheshire; No podrías tener más razón.. Es la única parte buena de los desengaños, aunque no le quita el mal sabor de boca. Espero decir algún día que ya no me duele :)

    ResponderEliminar